Preparacion para una ecografia pelvica


 

Ecografía pélvica

No coma ningún alimento sólido o líquido después de medianoche. Sin embargo, puede tomar su medicamento con un poco de agua.No mastique chicle, ya que esto le hará tragar aire, lo que puede afectar a la calidad de las imágenes.

Debe estar en ayunas de cuatro a seis horas antes del examen. Sin embargo, puede tomar su medicamento con un poco de agua.No coma alimentos grasos por la mañana (magdalenas, huevos, queso, salchichas, bacon, mantequillas de cacahuetes o frutos secos, mantequilla o margarina). Por ejemplo, puede comer una ración de avena con fruta, pan con mermelada o cualquier otro alimento equivalente si tiene intolerancia al gluten.No mastique chicle, ya que esto le hará tragar aire, lo que puede afectar a la calidad de las imágenes.

No tome ningún alimento sólido o líquido después de medianoche. Sin embargo, puede tomar su medicamento con un poco de agua.Debe tener la vejiga llena cuando llegue a la clínica. Asegúrese de beber cuatro vasos de ocho onzas (960 ml en total) de agua o zumo 75 minutos antes del examen y no orine.No mastique chicle, ya que esto le hará tragar aire, lo que puede afectar a la calidad de las imágenes.

Signos de una mala ecografía pélvica

Póngase en contacto con Hamilton Radiology (07-839 4909 o 0800 HAMRAD) para pedir una cita. Deberá tener la vejiga llena para este examen. Por favor, beba 500 ml de agua, una hora antes de su cita. El agua en su vejiga nos ayuda a ver los órganos pélvicos.

Un ecografista (tecnólogo de ultrasonidos) y/o un radiólogo (médico especializado en radiología) participarán en su examen. El ecografista o el radiólogo realizarán el examen y registrarán la ecografía. El radiólogo revisará estas imágenes y proporcionará un informe escrito a su médico.

Una exploración endovaginal, en la que se introduce una sonda del tamaño de un tampón en la vagina. Este método se utiliza para obtener imágenes óptimas de la anatomía del útero, especialmente del revestimiento del útero (el endometrio) y de los ovarios.  La sonda de ecografía endovaginal está cubierta por una vaina de plástico y recubierta de gel de ecografía. La ecografía endovaginal sólo se utiliza en consulta con la paciente. La exploración endovaginal dura unos 10 minutos.

Ecografía pélvica frente a ecografía transvaginal

Consiste en la evaluación ecográfica del útero, los ovarios y las partes de la pelvis que están cerca. Para este tipo de exploración es óptimo tener la vejiga llena, de lo que se le informará en el momento de la reserva. Su médico suele solicitar una exploración pélvica si está preocupado por su estado de salud actual o si presenta signos de ciertas condiciones de salud, como hemorragias anormales o fibromas.

Se le aplica un gel transparente en el vientre y el ecografista mueve la sonda sobre el vientre para registrar las imágenes. El ecografista puede colocar sus manos en su vientre para mover suavemente los órganos pélvicos en mejores posiciones de imagen.

Una vez que hayamos explorado su vientre, se realiza una exploración vaginal (con su consentimiento). La gammagrafía vaginal suele ser necesaria para mejorar los detalles del útero y los ovarios y para evaluar los puntos de dolor pélvico. Nos da una imagen mucho mejor de su útero y sus ovarios. Podrá verlo usted misma en nuestros monitores de pantalla de plasma.

Después de vaciar la vejiga y de llevar una bata, se tumbará en la cama y se le colocará una sonda especial en la vagina. Esta tiene una cubierta estéril desechable. Durante este examen, la sonda vaginal se mueve con una presión variable en diferentes ángulos para obtener imágenes del útero y los ovarios.

¿Duele una ecografía pélvica?

(Ecografía-Pelvis, Ultrasonografía Pélvica, Sonografía Pélvica, Gammagrafía Pélvica, Ecografía de Abdomen Bajo, Ecografía Ginecológica, Ecografía Transabdominal, Ecografía Transvaginal, Ecografía Endovaginal)

Una ecografía pélvica es un examen de diagnóstico no invasivo que produce imágenes que se utilizan para evaluar los órganos y estructuras dentro de la pelvis femenina. Una ecografía pélvica permite visualizar rápidamente los órganos y estructuras de la pelvis femenina, incluidos el útero, el cuello uterino, la vagina, las trompas de Falopio y los ovarios.

La ecografía utiliza un transductor que envía ondas de ultrasonido a una frecuencia demasiado alta para ser oída. El transductor de ultrasonidos se coloca sobre la piel, y las ondas de ultrasonido se desplazan por el cuerpo hasta los órganos y estructuras interiores. Las ondas sonoras rebotan en los órganos como un eco y vuelven al transductor. El transductor procesa las ondas reflejadas, que un ordenador convierte en una imagen de los órganos o tejidos que se examinan.

Las ondas sonoras viajan a diferentes velocidades según el tipo de tejido que se encuentre: la más rápida a través del tejido óseo y la más lenta a través del aire. La velocidad a la que las ondas sonoras regresan al transductor, así como la cantidad de ondas sonoras que regresan, es traducida por el transductor como diferentes tipos de tejido.

About the author