Las bacterias de los dientes


 

Eliminación de las bacterias de los dientes

Las caries son zonas cariadas de los dientes que se convierten en pequeñas aberturas o agujeros. Aquí se muestran los tres tipos de caries. Las caries de superficie lisa se producen en las caras lisas de los dientes, mientras que las caries radiculares se desarrollan en la superficie sobre las raíces. Las caries de fosas y fisuras se producen en la superficie de masticación de los dientes. La falta de limpieza de los dientes, el consumo frecuente de alimentos y de bebidas azucaradas son los principales responsables de las caries.

Las caries son áreas permanentemente dañadas en la superficie dura de los dientes que se convierten en pequeñas aberturas o agujeros. Las caries, también denominadas caries dentales, están causadas por una combinación de factores, entre los que se incluyen las bacterias en la boca, el consumo frecuente de alimentos, el consumo de bebidas azucaradas y la falta de limpieza de los dientes.

Las caries son uno de los problemas de salud más comunes del mundo. Son especialmente frecuentes en niños, adolescentes y adultos mayores. Pero cualquier persona que tenga dientes puede tener caries, incluso los bebés.

Si las caries no se tratan, se hacen más grandes y afectan a las capas más profundas de los dientes. Pueden provocar un fuerte dolor de muelas, una infección y la pérdida de los dientes. Las visitas periódicas al dentista y los buenos hábitos de cepillado y uso del hilo dental son la mejor protección contra las caries.

Bacterias dañinas en la boca

Nuestra boca está llena de bacterias. Cientos de tipos diferentes viven en nuestros dientes, encías, lengua y otros lugares de la boca. Algunas bacterias son útiles. Pero otras pueden ser perjudiciales, como las que intervienen en el proceso de caries.

En el otro equipo están los minerales de nuestra saliva (como el calcio y el fosfato) y el flúor de la pasta de dientes, el agua y otras fuentes. Este equipo ayuda a que el esmalte se repare a sí mismo sustituyendo los minerales perdidos durante un “ataque ácido”.

Cuando un diente está expuesto al ácido con frecuencia -por ejemplo, si comes o bebes a menudo, especialmente alimentos o bebidas que contienen azúcar y almidones- los ciclos repetidos de ataques ácidos hacen que el esmalte siga perdiendo minerales. Puede aparecer una mancha blanca donde se han perdido los minerales. La caries puede detenerse o revertirse en este punto. El esmalte puede repararse a sí mismo utilizando los minerales de la saliva y el flúor de la pasta de dientes u otras fuentes.

Caries radiculares – Las caries radiculares se forman en las raíces expuestas de los dientes.    La recesión de las encías de los dientes puede exponer las raíces de los dientes a las bacterias de la placa (biofilm oral) y a los azúcares. Las raíces de los dientes están cubiertas de cemento, un tejido más blando que el duro esmalte dental.    El cemento se descompone más fácilmente.    Es habitual que las personas mayores de 50 años tengan caries en las raíces de los dientes.

Bacterias en la placa dental

Puede que te sorprenda saber que tu boca alberga unas 300 especies diferentes de bacterias. Las bacterias son seres vivos diminutos que se mueven, comen, crecen, se reproducen y eliminan residuos.  Los residuos de estos organismos son los que provocan la placa dental. La placa permite que las bacterias se adhieran a los dientes durante más tiempo, produciendo finalmente ácidos. Estos ácidos desgastan el esmalte de los dientes y provocan caries. Las bacterias que se quedan en las encías producen productos tóxicos similares que entran en el tejido de las encías, causando gingivitis. La placa creada por estas bacterias puede hacer que las encías se vuelvan rojas, sensibles y susceptibles de sangrar.

Los alimentos con azúcar refinado ayudan a desencadenar los residuos, por ejemplo, los refrescos, los dulces, las bebidas energéticas y los alimentos procesados. El Streptococcus mutans es la bacteria comúnmente asociada a la caries y está presente en todas las zonas de la boca. Cuando entra en contacto con el azúcar, libera residuos que provocan la caries.  También es importante tener en cuenta que una dieta rica en alimentos procesados reduce la ingesta de vitaminas y minerales esenciales. Las vitaminas como la A, la D y la C son fundamentales para la salud de los dientes y la protección contra la caries.

Tratamiento de las bacterias de los dientes

La caries dental, también conocida como cavidades o caries, es la descomposición de los dientes debido a los ácidos producidos por las bacterias.[6] Las cavidades pueden ser de diferentes colores, desde el amarillo hasta el negro.[1] Los síntomas pueden incluir dolor y dificultad para comer.[1][2] Las complicaciones pueden incluir la inflamación del tejido que rodea el diente, la pérdida del diente y la formación de infecciones o abscesos.[1][3]

La prevención de la caries dental incluye la limpieza regular de los dientes, una dieta baja en azúcares y pequeñas cantidades de flúor[2][4] Se recomienda cepillarse los dientes dos veces al día y utilizar el hilo dental entre los dientes una vez al día[4][6] El flúor puede adquirirse a través del agua, la sal o la pasta de dientes, entre otras fuentes[2] El tratamiento de la caries dental de la madre puede disminuir el riesgo en sus hijos al reducir el número de ciertas bacterias que puede transmitirles. [4] El cribado puede dar lugar a una detección más temprana. 6] Dependiendo del grado de destrucción, se pueden utilizar varios tratamientos para restaurar el diente hasta que funcione correctamente o se puede extraer el diente. 6] No se conoce ningún método para hacer crecer de nuevo grandes cantidades de diente. 9] La disponibilidad del tratamiento suele ser escasa en el mundo en desarrollo. 2] Se puede tomar paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno para el dolor. 6]

About the author