Enjuagues bucales con cpc


 

Clorhexidina y CPC: mecanismo de acción

Se han utilizado soluciones químicas para compensar estas dificultades con resultados interesantes, principalmente al aumentar los efectos antiplaca y antigingivitis en comparación con el cepillado dental solo33. Gunsolley JC. Clinical efficacy of antimicrobial mouthrinses. J Dent. 2010;38 Suppl 1:S6-10. https://doi.org/10.1016/S0300-5712(10)70004-X

Entre las soluciones de enjuague más utilizadas, el cloruro de cetilpiridinio (CPC) presenta un alto potencial tanto por su efecto antibacteriano como por la ausencia de efectos adversos graves.33 Gunsolley JC. Clinical efficacy of antimicrobial mouthrinses. J Dent. 2010;38 Suppl 1:S6-10. https://doi.org/10.1016/S0300-5712(10)70004-X

La superioridad clínica en términos de placa y gingivitis de un enjuague bucal con CPC y fluoruro de sodio (NaF), en comparación con un enjuague bucal que sólo contiene NaF, se demostró previamente en un estudio de 6 meses.77 Ayad F, Prado R, Mateo LR, Stewart B, Szewczyk G, Arvanitidou E et al. A comparative investigation to evaluate the clinical efficacy of an alcohol-free CPC-containing mouthwash as compared to a control mouthwash in controlling dental plaque and gingivitis: a six-month clinical study on adults in San Jose, Costa Rica. J Clin Dent. 2011;22(6):204-12.

Revisión del enjuague bucal: Colgate Zero

Te cepillas, usas el hilo dental y acudes a las citas dentales preventivas periódicas, pero ¿hay algo más que puedas hacer en casa para mejorar tu salud bucal? Para algunos pacientes, el uso de un enjuague bucal puede proporcionar beneficios adicionales para la salud bucal. A continuación te explicamos por qué tu profesional de la odontología puede recomendarte un enjuague bucal antimicrobiano que contenga cloruro de cetilpiridinio (CPC).

Un estudio publicado en el International Journal of Oral Science señala que el CPC es un compuesto que actúa contra las bacterias dañinas de la placa dental, lo que lo convierte en un ingrediente útil en algunos enjuagues bucales. En concreto, el CPC puede disminuir la capacidad de maduración de la placa y puede ayudar a prevenir el crecimiento de las bacterias que causan la enfermedad de las encías. Esto puede ayudar al paciente a reducir sus posibilidades de desarrollar gingivitis (inflamación y sangrado de las encías) y, en última instancia, a mejorar su higiene bucal general.

No todos los enjuagues bucales son iguales. De hecho, hay muchas fórmulas de enjuague bucal diferentes para distintos problemas bucales. Por eso es importante informarse de los ingredientes de un producto, así como de su uso previsto, antes de probarlo. También puedes consultar a tu profesional de la odontología si tienes alguna duda.

El enjuague bucal puede matar al COVID 19 en 30 segundos, según un estudio

Actualmente hay estudios clínicos e in vitro que han demostrado que el cloruro de cetilpiridinio (CPC), un antiséptico bucal de uso diario y componente de algunos enjuagues bucales, reduce la infectividad del SARS-CoV-23-7.

Protegerse a diario es esencial para minimizar el riesgo de contagio. Al igual que nos lavamos las manos y nos ponemos una mascarilla para proteger nuestra boca por fuera, es importante no olvidar proteger también nuestra boca por dentro.

Por ello, además del cepillado de dientes, es importante el uso de colutorio CPC como forma de protección.    Es aconsejable enjuagar y hacer gárgaras durante 30 segundos, ya que el virus puede replicarse en la zona de la faringe.

Los estudios demuestran que el CPC en los enjuagues bucales es eficaz contra

A lo largo de la historia, la humanidad ha reconocido la importancia de la higiene bucal.1 Los arqueólogos han descubierto palillos de dientes que datan del año 3.000 a.C.1 Parece que incluso la práctica del enjuague bucal ha sido utilizada por los seres humanos desde hace más de 2.000 años, con origen en la medicina china.1,2 Fue a finales del siglo XIX cuando la práctica de la higiene bucal empezó a cambiar de verdad cuando un dentista con formación en microbiología, Willoughby D. Miller, publicó “Microorganismos de la boca humana”.2,3 Creó una promoción mundial del cepillado de dientes y el uso del hilo dental para combatir el biofilm bucal, e incluso sugirió el uso de enjuagues bucales antimicrobianos que contenían compuestos fenólicos para combatir la inflamación gingival.2,3 Publicidad

El problema es que los enjuagues bucales de venta libre se anuncian como parte de los procedimientos rutinarios de higiene bucal, a veces únicamente por razones cosméticas, pero en realidad contienen ingredientes activos, por lo que deben considerarse terapéuticos.6,12 De hecho, el 90% de los productos de enjuague bucal utilizados en EE.UU. contienen al menos un ingrediente activo.6 Dependiendo de la concentración y el ingrediente activo, algunos enjuagues bucales terapéuticos no se dirigen realmente a patógenos orales específicos, lo cual es peligroso porque puede dar lugar a una resistencia cruzada y a un crecimiento excesivo de bacterias patógenas.6 En otras palabras, el efecto de un enjuague bucal utilizado de forma no sistemática puede dar lugar a una reducción de la eficacia clínica de los antibióticos.6 Esto hace que sea importante que los pacientes utilicen el enjuague bucal sólo cuando lo indique un odontólogo o un profesional de la salud, independientemente de que sea de venta libre. En este artículo se describen algunos de los colutorios terapéuticos más eficaces y sus ingredientes activos, así como las indicaciones para maximizar la eficacia y los protocolos de tratamiento.

About the author