Cirugia percutanea del pie


 

Nefrolitotomía percutánea

El juanete (hallux valgus) es una afección en la que el dedo gordo del pie tiene una protuberancia que sobresale en su base en la parte interior del pie. Esta protuberancia se produce cuando la alineación del pie cambia y hace que el dedo gordo se desplace hacia los dedos más pequeños. El dolor puede producirse como resultado de la presión de la protuberancia contra el zapato y/o si el dedo gordo roza con el segundo dedo. Además, a veces puede producirse dolor en la bola del pie como resultado de la mala alineación del dedo gordo.

El tratamiento conservador y no quirúrgico de los juanetes incluye el uso de zapatos anchos y/o blandos, la utilización de “almohadillas para juanetes” o separadores de dedos y la toma de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno. Los separadores de dedos y los dispositivos para mantener el dedo gordo separado del segundo dedo pueden ayudar a aliviar el dolor, pero no harán desaparecer el juanete. La alineación del dedo no mejorará con el tiempo sin una intervención quirúrgica.

La cirugía de extirpación de juanetes no debe realizarse sólo con fines estéticos. Se realiza en pacientes cuya vida diaria se ve afectada por el dolor y la dificultad para usar zapatos incluso después de probar un calzado más amplio y cómodo.

Rinoplastia de osteotomía percutánea

La cirugía percutánea es uno de los avances más importantes de las últimas décadas en materia de cirugía del pie. Se trata de una técnica en la que es posible corregir deformidades y otros problemas con incisiones mínimas de unos 3 o 4 mm, en lugar de utilizar las tradicionales incisiones de 5 o 6 cm, reduciendo el dolor postoperatorio, consiguiendo un mejor resultado estético y una reincorporación más temprana a las actividades cotidianas.

Procedimientos antes dolorosos, a menudo asociados a grandes cicatrices, se realizan ahora como intervenciones ambulatorias con anestesia local o regional, permitiendo al paciente hacer carga de peso desde el primer día postoperatorio y dejando cicatrices casi imperceptibles.

Cirugía percutánea del tendón de Aquiles

Este artículo presenta las indicaciones, las contraindicaciones, la planificación quirúrgica preoperatoria, la técnica quirúrgica y el tratamiento postoperatorio de algunos de los procedimientos percutáneos más comunes en la cirugía ortopédica del pie y el tobillo. También se presentan los antecedentes de cada procedimiento, con el apoyo de la literatura más reciente publicada para educar a los cirujanos. Estos temas incluyen la juanectomía percutánea, la deformidad del dedo menor y la corrección del juanete, la osteotomía del calcáneo, la queilectomía y la artrodesis de la primera articulación metatarsofalángica.

Nefrolitotomía percutánea

La cirugía mínimamente invasiva (CMI) del pie se refiere a los procedimientos percutáneos a través de incisiones muy pequeñas, como las osteotomías con fresas especializadas. La CMI se ha descrito en el antepié, el mediopié y el retropié. Sus defensores citan como posibles ventajas la aceleración del tiempo de curación, la disminución del dolor, la posibilidad de soportar el peso antes y la mejora de la cosmética. Los enfoques percutáneos para la corrección quirúrgica de la deformidad del hallux valgus se han descrito durante más de tres décadas. Las técnicas de primera generación no utilizaban ninguna fijación interna. Se abandonaron casi universalmente en los Estados Unidos, ya que se informó de una mala corrección, no unión, deformidad recurrente e importantes complicaciones de los tejidos blandos. Los intentos de mejorar los resultados con técnicas de segunda generación que empleaban la fijación provisional con agujas de Kirschner tardaron en ser aceptados, ya que la estabilidad y la posición de las osteotomías no solían ser las ideales.

Aunque este método no gozaba de buena acogida en los Estados Unidos, el interés en Europa seguía siendo grande, y en los últimos 15 años se han comunicado varias series de éxito. Los resultados han sido prometedores y la aceptación de la CMI en Estados Unidos ha aumentado lentamente. En la actualidad, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, los cirujanos que dedican tiempo a asistir a cursos de formación sobre CMI informan de resultados más reproducibles en determinadas intervenciones.

About the author