A que edad pueden dormir los niños boca abajo


 

El bebé duerme boca abajo a los 7 meses

Según los Institutos Nacionales de la Salud, la medida más eficaz para reducir el riesgo de muerte súbita e inesperada del bebé es colocarlo boca arriba durante todas las siestas y noches. A pesar de que los expertos en sueño y los pediatras llevan más de 20 años gritando esto a los cuatro vientos, los estudios demuestran que sólo un 44% de las madres encuestadas siguen siempre este consejo de oro para dormir. Una de las razones por las que se rechaza esta recomendación es que algunos padres creen que dormir boca abajo es un problema:

Algunos padres piensan que dormir boca abajo es más cómodo para el bebé. Creen que su bebé prefiere dormir boca abajo. La cuestión es que, cuando se trata de la seguridad del sueño, hay que tener en cuenta mucho más que la comodidad percibida por el bebé. Para ayudar a los padres a entender por qué se prefiere dormir de espaldas a hacerlo boca abajo, respondemos a las preguntas más frecuentes sobre los bebés y el sueño boca abajo.

La verdad es que los expertos aún no entienden del todo por qué dormir boca abajo puede provocar el síndrome de fatiga crónica. Se cree que dormir boca abajo obstruye las vías respiratorias del bebé e interfiere en la capacidad de su pequeño cuerpo para distribuir el calor, lo que provoca un sobrecalentamiento, que es otra de las causas de la SUID. Y lo que es más importante, las investigaciones sugieren que los bebés que duermen boca abajo pueden “volver a respirar” su propio aliento exhalado, lo que puede provocar un aumento del dióxido de carbono y un descenso del oxígeno en el organismo. Normalmente, si un bebé está tomando el llamado “aire viciado”, su cerebro le haría despertar y llorar para tomar oxígeno fresco. Sin embargo, algunos bebés pueden tener un problema con la parte de su cerebro que dispara esta señal de despertar y respirar.

Bebé de 6 semanas durmiendo boca abajo

Por lo general, se recomienda que los pequeños menores de 12 meses duerman boca arriba para minimizar el riesgo de SMSL o asfixia. Sin embargo, los niños pequeños suelen poder rodar de un lado a otro del estómago a la espalda con éxito, por lo que dormir boca abajo no es un problema.

Categorías:    Entorno del sueño, Seguridad del sueñoEtiquetas:    Respiración, Entorno, Dormirse, Posición, Rodar, Seguridad, SMSL o asfixia, EstómagoExperto: Dra. Sonia RubensAgregado recientementeTemas de consejoAjustar el horario

Dra. Jodi Mindell ¿Debo preocuparme si mi bebé se da la vuelta? 23 de marzo de 2016 1Dra. Sonia Rubens ¿Es perjudicial dejarle llorar para dormir? 12 de abril de 2016 1Dra. Catherine Hill ¿Por qué mi bebé está muy inquieto cuando duerme? 1 de noviembre de 2018 0Dra. Sarah Honaker ¿Debo utilizar la música para ayudar a mi bebé a dormir? 31 de octubre de 2018 0

¿Es correcto que el bebé duerma boca abajo?

La campaña “Dormir sin peligro” (antes conocida como campaña “Dormir de espaldas”) fue creada por la Academia Americana de Pediatría (AAP) y el Instituto Nacional de Salud y Desarrollo Infantil (NICHD) para educar a los padres y cuidadores sobre la importancia de dormir a los bebés siempre boca arriba. Los bebés que duermen boca arriba tienen un menor riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (más conocido como SMSL).  Dado que el SMSL es la principal causa de muerte de los bebés sanos de entre 1 mes y 1 año de edad, la AAP recomienda que los padres y cuidadores coloquen a los bebés de espaldas a la hora de dormir y a la hora de la siesta hasta la edad de 1 año.Una vez que su bebé pueda darse la vuelta de forma sistemática -una habilidad que suele desarrollarse entre los 4 y los 7 meses de edad- puede optar por no quedarse de espaldas toda la noche. Si se gira hacia un lado o hacia el estómago, puedes dejarle en esa posición. Sin embargo, debes seguir colocando al bebé boca arriba cuando lo acuestes por primera vez.Otros consejos para prevenir el SMSL son:    Pueden ser necesarias excepciones médicas a la posición “boca arriba” para los bebés con enfermedad crónica de reflujo gastroesofágico (ERGE) o ciertas malformaciones de las vías respiratorias superiores. Si su hijo padece alguna de estas enfermedades, consulte con su médico cuál es la mejor posición para dormir.  Haga clic aquí para leer más sobre la prevención del SMSL y los hábitos de sueño seguros.

Recién nacido que duerme boca abajo

A esta edad, tu bebé debería estar en camino de tener un patrón de sueño regular. Algunos bebés, sobre todo los que son amamantados, pueden seguir despertándose por la noche. Pero la mayoría ya no necesita alimentarse a media noche.

La mayoría de los bebés de esta edad deberían dormir entre 12 y 16 horas al día, lo que incluye un tramo más largo por la noche y al menos dos siestas durante el día, dice la Fundación Nacional del Sueño. La media de sueño diurno es ahora de unas 3-4 horas.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda compartir la habitación sin compartir la cama hasta el primer cumpleaños o durante al menos 6 meses, cuando el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante es mayor.

Compartir la habitación es colocar la cuna, la cuna portátil, el parque o el moisés de tu bebé en tu propia habitación en lugar de en una habitación separada. De este modo, el bebé se mantiene cerca y se le ayuda a alimentarlo, consolarlo y vigilarlo por la noche.

Es posible que hayas iniciado una rutina para dormir que estás cumpliendo. Si aún no lo has hecho, ahora es un buen momento para empezar. Las actividades tranquilizadoras que conducen a la hora de “dormir” pueden ayudar a relajar a tu bebé. Un baño caliente seguido de un cuento o una canción señalarán el final del día, y estas mismas actividades pueden utilizarse a la hora de dormir durante años.

About the author